Durante toda la pandemia se están vulnerando derechos constitucionales, fundamentales y humanos

¿Qué nos está pasando? Nos estamos volviendo insensibles a las cifras, a los datos de muertes, a la vulneración de los derechos y a hasta que se nos pisotee la dignidad. Estamos llegando a un punto de que todo vale y da igual, porque se nos hace muy cuesta arriba pelear contra Goliat y las fuerzas se agotan. Pero no podemos consentir que esto ocurra.

En esta crisis sanitaria estamos viendo numerosos actos humanos que están empatizando con las necesidades de la gente y están sacando su parte más generosa y solidaria ayudando a los más necesitados, pero, sin duda, también nos está dejando imágenes que en absoluto son acordes con los tiempos que estamos viviendo y denotan una falta de humanidad y empatía que hace que se me revuelvan las tripas tan sólo de pensar en las injusticias que se están cometiendo con los más débiles, en este caso, con los niños, no siendo esto lo más grave, sino que se están vulnerando sus derechos fundamentales, constitucionales y humanos.

Familias solicitando educación telemática

Miles de familias en España con hijos con patologías, o con familiares convivientes con patologías o simplemente con miedo (normal y evidente) al contagio en las aulas, han decido no llevar a sus hijos al colegio y han pedido una educación telemática, puesto que han considerado que los protocolos existentes en la actualidad en los colegios son insuficientes y no garantizan las medidas higiénico sanitarias para combatir el virus, y tan sólo en algunas comunidades como Madrid o País Vasco están reconociendo como justificación de la no asistencia presencial a las aulas a los niños con patologías o con convivientes con patologías de riesgo, siendo discriminatorio para el resto de las comunidades que no se actúe de la misma manera, pues el riesgo es el mismo en todo el territorio nacional.

Maltrato administrativo 

No hablo de injusticias, ni del maltrato institucional o administrativo, al que han estado sometidos miles de familias que decidieron no llevar a sus hijos al colegio en tiempo de pandemia para proteger su vida, y han solicitado educación online, con la gran ayuda por parte de la Administración con la apertura de expedientes de absentismo, coacciones y las amenazas constantes de llevarnos a Fiscalía, sino de dejación de funciones cuando se ha dejado desatendida la educación de miles de niños que han reclamado una educación online y se la han denegado, vulnerando su derecho constitucional a la educación. Y no solo eso, también les han puesto unas calificaciones con “1” y “2” en lugar de haber puesto en las misma NO PRESENTADO, así como que se han falseado faltas de asistencia por motivos que desconocemos.

Os presento al protagonista de la película, él es un niño que hasta el mes de agosto de 2020 era un niño feliz, y con un excelente expediente académico y prueba de ello es esta foto en la cual está recogiendo un premio a la excelencia que le hacía entrega el presidente de Ceuta. Esto era hasta el mes de septiembre que comienza el colegio y también su pesadilla.

 ¿Puede haber más humillación y maltrato hacia ese niño de trayectoria académica ejemplar al que se le suspende sin haber sido ni escuchado, ni examinado? ¿Qué mensaje está recibiendo este niño, que reclama una educación a gritos, y no solo no se la está dando, sino que encima se le castiga con un suspenso sin haber sido evaluado, ni haber sido ni escuchado ni acompañado en esta triste y penosa trayectoria educacional?

Penoso, ¿verdad?, pues es la triste realidad que le está sucediendo a miles de familias en toda España.

María Eugenia Ortiz, y presidenta de la actual Asociación Madre Ceuta, es la madre del menor y vive en Ceuta, y lleva desde el mes de septiembre luchando para conseguir la educación telemática para sus hijos, ya que allí aún no está reconocida como causa justificada para recibir una enseñanza online el hecho de que su hijo sea una persona vulnerable y de riesgo a ser contagiado por Covid por ser asmático y tener una displásica pulmonar. Me cuenta que su hijo no ha ido ni un solo día al colegio desde que comenzó las clases en el mes de septiembre y ha estado enviando al colegio todas las tareas que se hacían en clase. A pesar de esto, ha recibido estas notas:

Su hijo no ha asistido a clases ni un solo día en estos 3 meses, porque es de riesgo alto: es asmático y tiene una displásica pulmonar. Ha pasado por bastantes ingresos hospitalarios y me cuenta su madre que en el primer ingreso se le cerraron de tal forma los bronquios que estuvo en la UCI con respiración asistida, a tal punto que el oxígeno no le llegaba al cerebro y le dio un derrame cerebral, pero afortunadamente logró salir adelante. María Eugenia me cuenta que no puede llevar a su hijo a clase ya que con solo un resfriado ya está con los aerosoles y tiene tratamiento de por vida.

“¿Cómo lo voy a llevar a clases con esta pandemia? Ya sin pandemia tememos solo a que se resfríe porque directamente ya empieza la asfixia. Pues todo el esfuerzo que he tenido en educación ha sido en vano ya que por tener mi hijo patologías no le dan unas clases seguras en esta pandemia que sería unas vías telemáticas. Pero mi esfuerzo en proteger su salud es mi deber ya que no me gustaría verlo entubado 4 meses como lo estuvo. Me da pena todo esto y no es nada justo porque siempre he luchado por y para mis hijos soy una madre que ahora mismo me siento muy confundida y no sé a quién echar la culpa: a mí, al virus o a los inhumanos del gobierno. No entiendo cómo pueden dejar así a niños que les gusta superarse y que tenían un ritmo de vida de estudios diario y ,claro ,por protegerlos pues ya no tienen la oportunidad de seguir aprendiendo”.

Por otra parte, resulta paradójico ver en las notas el número de faltas de asistencia, que pese a no haber asistido ni un solo día durante 3 meses, van desde 2 a 22 faltas. No lo sé, pero a mi no me salen las cuentas ¿y a vosotros? ¿Cuál es la extraña explicación a este fenómeno paranormal? Voy a llamar a Iker Jiménez para ver si me lo explica.

Resulta del todo obvio, y no me cansaré de decirlo, porque así lo he dicho ya en numerosas ocasiones desde que comenzó la pandemia, que en condiciones normales la mejor educación es la presencial, eso no tiene discusión. Pero inmersos en una pandemia mundial como la que estamos atravesando en la actualidad, en la que ya han muerto casi 2 millones de personas, y hay 88 millones de casos en todo el mundo, más de 2 millones solo en España y que han muerto unas 70.000 personas, esta situación muy normal no es, por lo que, no podemos tomar esta situación como normal y por lo tanto, en situaciones excepcionales debemos adoptar medidas excepcionales. Esta simple, lógica y coherente afirmación, la cual es simplemente fruto de la aplicación del sentido común tiene su apoyo jurídico en el art. 3 de nuestro código civil que dice que “Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas.”

Obviamente con la aplicación de esta norma, lo lógico y de sentido común hubiera sido que ante esta situación epidemiológica, en cuestión de educación se hubiera dado la opción a las familias que quisieran que la misma se hubiera realizado de forma online, siendo la propia pandemia el motivo más que suficiente para la concesión de esta opción como así lo han hecho en muchos países como EEUU, Rusia, Ecuador y Brasil, entre otras. Fácil y sencillo, un simple correo manifestando que quieres educación online para tu hijo.

De verdad, señores gobernantes, ¿es tan difícil de entender que la obligación que tenemos como padres es la de proteger la vida de nuestros hijos por encima de todo? Sí, sí, digo por encima de todo, incluso de la educación, porque perdónenme, pero sin vida no hay educación. Y no es que quiera elegir, porque no quiero elegir porque ambas son compatibles si se facilita la educación online, pero si se nos obliga a elegir, obviamente elijo proteger a mi hijo.

Vamos a hablar de datos objetivos en España

Señor Pedro Sánchez, señora Isabel Celaá y todos los consejeros de educación de las Comunidades Autónomas de España, va siendo hora de que se preocupen por la grave crisis que está padeciendo la educación en nuestro país, se preocupen por lo que está sucediendo en las aulas y que se pongan a trabajar desde “ayer” para dar una educación segura y para poner freno a esta pandemia, poniendo medidas eficaces y preventivas para que las aulas vuelvan a ser seguras.

Según datos del Ministerio de Sanidad, la tasa de positividad de la Covid-19 en nuestro país está subiendo de forma imparable en estos días, teniendo a fecha 1 de enero de 2021 una tasa de positividad en España de 14,72%, en Madrid de 17,66%, en Ceuta de 35,48%, en C. Valenciana de 25,33%, Castilla la Mancha 20,33%, Andalucía con 15,06% y Aragón con 12,59%

A fecha 7 de enero de 2021 la tasa de positividad en España sube a 15,58%, en Madrid a 17,87%, en Extremadura a 20,25, en Comunidad Valenciana a 30,24%, en Castilla la Mancha 25,26%, en Murcia a 21,73%.

Con una tasa de incidencia acumulada en España de 296,29% a 5 de enero de 2021, en Madrid de 407,65% y en Baleares con 530,77%, no bajando en ninguna comunidad de los 130%.

A fecha 7 de enero de 2021 la tasa de incidencia acumulada en España sube a 321,01%, en Madrid de 452,19% y en Baleares con 529,29%, Extremadura con 716,58%, Cataluña con 411,47%, Castilla La Mancha con 397,62%, Comunidad Valenciana 243,74% no bajando en ninguna comunidad de los 130%.

A fecha 8 de enero de 2021 la tasa de incidencia acumulada en España sube a 350,48%, en Madrid de 507,64% y en Baleares con 546,52%, Extremadura con 799%, Cataluña con 434,88%, Castilla La Mancha con 453,5%, Comunidad Valenciana 393,58% no bajando en ninguna comunidad de los 130%.

Les recuerdo que el 17 de septiembre de 2020, fecha en la que se comenzaron las clases, la tasa de IA en España era de 259,76% y la positividad de un 12,4% y ahora el 7 de enero vamos a empezar con una IA en España de 321,01% y una positividad de 15,58% (según fuentes del Ministerio de Sanidad), el 8 de enero de 2020 con una IA en España de 350,48% y una positividad de 16,38% temiendo que los datos para el día 11 de enero previsiblemente serán bastante superiores.

Con estas tasas de incidencia y de positividad, con una transmisión comunitaria, con una nueva cepa del virus llegado recientemente del Reino Unido y recién salidos de unas Navidades en las que han habido celebraciones con la familia y, en general, donde ha habido más contacto social que el deseado, hace que la vuelta al colegio de manera presencial en estos momentos sea una auténtica bomba de relojería que puede estallar y damnificar a miles de niños y profesores si la vuelta al cole no se hace de una manera segura y prolongada por lo menos dos meses más.

Sería del todo imprudente reanudar las clases sin haber tomado ninguna medida de prevención adicional a las ya existentes que han sido poco o nada eficientes, pues se ha podido constatar que en estos tres meses de funcionamiento los protocolos han sido del todo insuficientes para garantizar la seguridad en las aulas. No existe un control eficaz y de rastreo cuando hay un positivo en las aulas, puesto que no se hacen pruebas a los contactos cercanos, ni se aísla a los mismos, no hay un control preventivo de todo el personal docente, administrativo y alumnos para detectar los posibles casos asintomáticos, no hay purificadores de aire con filtros Hepa en las aulas, ni medidores de Co2, todo esto hace que la vuelta a las aulas en estas condiciones sean una total falta de responsabilidad tanto por parte del Señor Pedro Sánchez, como de la Ministra Isabel Celaá y de los Consejeros de educación de las CCAA, en el caso que permitieran que se volvieran a las aulas en las mismas condiciones en las que se terminaron las clases el pasado mes de diciembre.

La meteorología adversa consigue cerrar colegios y que se dé educación online, una pandemia no

Del mismo modo, las inclemencias del tiempo actual, con frío, lluvia y nieve propio de la estación del año en la que estamos, invierno, van a hacer del todo imposible la correcta ventilación de las aulas ya que, con total seguridad, las ventanas no se van a poder abrir poniendo en riesgo a toda la comunidad educativa, y en el caso de que se abran con estas condiciones meteorológicas igualmente se estaría poniendo en riesgo la salud de los menores, así como se está incumpliendo con la normativa RITE.

Imagen del día 8 de enero de 2021 en un aula andaluza. Imagen totalmente vergonzosa e inhumana, existiendo otras alternativas más seguras.

Las decisiones de educación deben ir siempre de la mano de los datos que emite sanidad, y conforme ya se adelantó al principio del curso escolar el mismo podría ir cambiando de escenario según la evolución epidemiológica, por lo que entendemos que, ante los datos alarmantes facilitados a día de ayer por el Ministerio de Sanidad, podríamos estar ya ante un cambio de escenario en el cual se debería pasar a la educación online.

Pero parece ser que las decisiones de educación se rigen más por criterios climatológicos que por criterios científicos y epidemiológicos, ya que a día de hoy 11 de enero de 2021, la Comunidad de Madrid ha decidido cerrar escuelas de momento 2 días, por el temporal de nieve que estamos teniendo en toda la Comunidad de Madrid y se puede prolongar dependiendo de la evolución del temporal, así que me parece de chiste que un temporal de nieve sea motivo suficiente para el cierre de colegios y para tener educación online, así sin más, y una pandemia mundial de las características tan drásticas que estamos viviendo no solo no sean motivo de cierre, sino que sea impositivo su obligación presencial, desde luego totalmente demencial.

¿Qué tal si ahora escuchamos a los científicos y epidemiólogos?

La reconocida y prestigiosa Neurocientífica Sonia Villapol nos da datos sobre lo que ha ocurrido en EEUU después de «thanksgiving 2020» con un aumento del 15% en contagio en colegios, dato que nos puede dar una idea de lo que nos sucederá a nosotros si la vuelta al colegio se produce de forma de forma presencial con la alta incidencia que tenemos en la actualidad.

En su opinión respecto a la apertura de colegios dice que la misma tiene que seguir y tener en cuenta los estudios epidemiológicos de la transmisión comunitaria, y ,si hay un alto porcentaje de transmisión comunitaria, no se pueden abrir porque estaría favoreciendo la misma. Nos habla del semáforo que se está utilizando respecto a los criterios utilizados para pasar a una educación online que se pueden ver cómo están descritos en este artículo, dependiendo de la IA. Según Sonia los colegios en España con este enorme nivel de transmisión comunitaria que tenemos en la actualidad, tener abiertos los colegios supondría un BOMBA y favorecería más la transmisión comunitaria.

Tenemos que tener en cuenta que, según establece la Sociedad Española de Pediatría de EspañaLOS NIÑOS SON TRANSMISORES SILENTES.

Las universidades están cerradas todo el año, solo hay educación telemática excepto parar grupos de estudiantes de menos de 25 en clase, y siempre en cuanto el profesor lo decida, sino se hacen virtuales también. Llevan un año así. Empezaron a abrir en verano y fueron cerrando.
Los

Según la científica, en EEUU los padres deciden si mandan a los niños a la escuela de forma presencial o solicitan online, y son los estados los que proporcionan material informático, para niños pequeños usan tables, para mayores portátiles, pero se gastan sesiones de usuarios parar cada niño en programas de educación, y esto es bastante caro. Han gastado muchos millones en educación virtual, al menos en el estado de Texas y siguen un patrón nacional. Los padres tienen la opción cada ciertas semanas (8 o 9) de seguir con la educación virtual o cambiarla a presencial, pero si la transmisión comunitaria es alta, los colegios cierran, y no hay opción de presencial.

En España todos los niños están obligados a ir al colegio de forma presencial, motivo por el cual tuve que presentar una enmienda a la ley de educación para intentar cambiar la ley, enmienda que entró a debate en las cámaras, pero que al final no se aprobó. Del mismo modo tuve que iniciar una petición en CHANGE.ORG para conseguir que se la opción de elección por una educación online en tiempos de pandemia, petición que por favor os ruego encarecidamente que la firméis para poder conseguir una proposición de ley.

En EEUU, en una pandemia los pediatras hacen recomendaciones de riesgo para niños con vulnerabilidades según la enfermedad y medicación. Resumiendo, si la transmisión comunitaria está en ROJO, escuelas cerradas, siempre. A medida que abren lo hacen a distinto ratio dependiendo de la transmisión comunitaria. Según la neurocientífica habrá que seleccionar la enfermedad, medicación del niño y aparece el riesgo: – alto, (aprendizaje online remoto) – moderado (aprendizaje online remoto) – bajo (en persona con apropiadas recomendaciones y dependiendo de la transmisión comunitaria) childrens.com/covid-19/for-p

Los niños se encuentran en la cadena de transmisión y por ese motivo existen numerosos riesgos en la apertura de las escuelas

Los Centros para el control y la prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. difunden un estudio donde se concluye que la transmisión de SARS-CoV-2 dentro de los hogares es alta, ocurre rápidamente y puede originarse tanto en niños/as como en adultos.

Me ofrece también datos sobre los casos Covid en niños en EEUU 

Datos disponibles a 31 de diciembre de 2020:

Número acumulado de casos infantiles de COVID-19:

  • 2.128.587 casos totales de COVID-19 en niños notificados, y los niños representaron el 12,4% (2.128.587 / 17.137.295) de todos los casos.
  • Tasa general: 2.828 casos por cada 100.000 niños de la población.

 




Del mismo modo, en la entrevista realizada el día 9 de enero de 2021 al prestigioso e internacional epidemiólogo Carlos Ferreyra me ofrece datos muy interesantes sobre el papel que tienen las escuelas en la evolución de la pandemia, ya que éstas siempre actúan como un motor de transmisión en la construcción de la dinámica del brote, de la importancia de la utilización del principio precautorio vigente en España y que no se está utilizando, de la importancia de seguir los consejos de los científicos y que en la actualidad no se está haciendo, de los datos en EEUU que han demostrado que con el cierre de las escuelas ha bajado en un 60% la tasa de incidencia y de mortalidad. Nos indica que la OMS tiene una política muy clara cuando hay una transmisión viral alta: lo adecuado es suspender las clases durante un determinado tiempo, así como nos indica la importancia de hacer estudios epidemiológicos sobre la población de manera más constante. En la misma entrevista también nos habló Carlos Prada  y Sara García Cánovas. Carlos Prada, patólogo, y en la actualidad jefe de Servicio en el Hospital de Torrejón de Ardoz, nos estuvo explicando el proyecto que lidera en la actualidad el cual lo está realizando tristemente sin apoyo institucional, explicando que el motivo por el cual toma la iniciativa de hacer este estudio es porque como nos están diciendo constantemente que los colegios son seguros sin ofrecer ni un solo dato, pensó que sería bueno que existiera este estudio científico para acreditarlo en un sentido u en otro. El estudio consiste en realizar test en saliva en un colegio de Madrid a 400 alumnos de edades entre 12 y 17 años, así como estudio de la transmisión mediante encuestas epidemiológicas y test a los familiares a los 3 días las hace salud pública, a los 7 días lo hacen ellos y luego a los 14 encuesta epidemiológica, nos cuenta que lo ideal sería hacerlo todos los días para evitar la transmisión en los colegios. El estudio lo comenzaron el día 14 de diciembre y han tomado muestras los días 14, 17 y 21 de diciembre y lo finalizaran a finales de febrero o principios de marzo. Desde luego una iniciativa muy interesante y que estaremos muy pendientes de su resultado que será muy significativo de lo que está sucediendo en los centros educativos. Sara García Cánovas, Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria que se encuentra trabajando en la actualidad en Atención primaria, nos da una visión de lo que ellas han percibido en sus consultas, por su parte nos cuenta que durante el comienzo del curso escolar notaron como un repunte de casos en niños, pero luego los resultados han ido variando en función de cuando variaban los protocolos y en octubre bajaron los casos porque ya no se hacían test a los contactos. Nos dice con rotundidad que la mayoría de los niños son asintomáticos y que éstos han contagiados a padres y abuelos pero no se han contabilizado como casos en escuelas porque no hacían test, por lo que, estos contagios se contabilizaban dentro del ámbito familiar, no del colegio existiendo numerosas fugas. También nos habla del problema que han tenido con la escasez de rastreadores, fundamental para el control y gestión de esta pandemia, así como  con la saturación de salud pública y en muchas ocasiones eran las de primaria las que han hecho las veces de rastreadoras de los convivientes y contactos para que no se pasara ese período de cuarentena sin hacer test.

Incumplimiento de obligaciones por parte del Gobierno y Comunidades

Señores gobernantes, debo decirles que lamentablemente ustedes no han hecho sus deberes, y lo que es más grave, llevan incumpliendo normas de forma reiterada desde el comienzo de esta pandemia.

Les recuerdo que tenemos un Ley General de Salud Pública (LGSP) de obligado cumplimiento y que están incumpliendo de manera reiterada y grave, ya que no han actuado de forma preventiva como es su obligación porque así lo dice nuestra LGSP, estando obligados a la realización de las acciones de protección de la salud que sean necesarias y que siempre deberán regirse por los principios de proporcionalidad y de precaución, y se desarrollarán de acuerdo a los principios de colaboración y coordinación interadministrativa y gestión conjunta que garanticen la máxima eficacia y eficiencia.

También he de recordarles que en virtud del principio de información regulado en el art. 10 LGPS preceptúa como obligaciones de las administraciones públicas sin perjuicio de las competencias que corresponden a otras autoridades públicas, “las Administraciones sanitarias informarán sobre la presencia de riesgos específicos para la salud de la población. Esta información incluirá una valoración de su impacto en la salud, de las medidas que adopten las Administraciones sanitarias al respecto y de las recomendaciones para la población”, por lo que, en aras del cumplimiento del mencionado precepto, se debería dar una información transparente y veraz en todo momento sin ocultación de datos reales sobre el impacto en la salud y los riesgos específicos para la salud de toda la población, obligación que tiene la administración como garantes de nuestra salud.

Dicho lo cual, me parece muy grave que no se haya informado a la población de la existencia de la Directiva de la Unión Europea 2020/739 2020/739 DE LA COMISIÓN de 3 de junio de 2020 por la que se modifica el anexo III de la Directiva 2000/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta a la inclusión del SARS-CoV-2 en la lista de agentes biológicos que son patógenos humanos conocidos, así como la Directiva (UE) 2019/1833 de la Comisión 

En base a esta directiva el Sars-cov 2 es considerado como patógeno humano del grupo de riesgo 3. Habida cuenta la gravedad de la pandemia de COVID-19 y considerando que todos los trabajadores tienen derecho a un entorno de trabajo saludable, seguro y adaptado, tal como se establece en el principio 10 del pilar europeo de derechos sociales, la presente Directiva debe establecer un plazo de transposición breve. Sobre la base de una amplia consulta, se consideró adecuado un período de transposición de cinco meses.

Art. 3 de la directiva “Los Estados miembros pondrán en vigor, a más tardar el 24 de noviembre de 2020, las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones.”

Les informo, que la fecha tope para el cumplimiento de la Directiva fue el pasado día 24 de noviembre de 2020 y esa fecha ya ha pasado y como ustedes bien saben en los centros escolares no se ha tomado ninguna medida de prevención para el obligado cumplimiento de la Directiva y, por lo tanto, la están incumpliendo gravemente. Del mismo modo, habiendo sido también reconocido la transmisión por aerosoles, se estaría incumpliendo el art. 3.d de la LGSP, Ley 33/2011 de 4 de octubre, que dice que en virtud del principio de precaución está obligada a prohibir, cesar o limitar la actividad sobre la que concurra el peligro, por lo que, a juicio de esta letrada, obligar a los niños a que vuelvan al colegio de forma presencial en las mismas condiciones e incumpliendo la mencionada directiva así como el principio de precaución, podría ser incluso constitutivo de un posible delito de prevaricación.

Con el alto nivel de transmisión comunitaria que hay en la actualidad, con las altas incidencias en toda España y en virtud de los principios antes mencionados, hace tiempo se debería haber determinado la inmediata cesación de la actividad presencial en los colegios en virtud al principio de precaución hasta que en los mismos se adopten las medidas de seguridad pertinentes para combatir la transmisión del virus por aerosoles, así como la inmediata instalación de los correspondientes purificadores de aire con filtros HEPA. Los filtros HEPA deberán tener una filtración altamente eficiente del aire, con capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95%, según la norma UNE1822, así como los medidores de concentración ambiental de CO2 de doble sonda (interior exterior), además de respetar la normativa RITE.

Obligación esta que se debería cumplir en todos los espacios cerrados, pues son éstos los más peligros para la transmisión por aerosoles tales como transportes públicos, centros comerciales, restauración, gimnasios, colegios, centros sanitarios …, para dar a conocer en todo momento a la población la calidad del aire que hay dentro de cada establecimiento y verificar que se están cumpliendo con las medidas higiénico-sanitarias.

El compromiso cívico adquirido por el despacho Asesoría Agemfis es divulgar toda la información que está a nuestro alcance, para concienciar a la sociedad de todo lo que está ocurriendo durante esta pandemia así como todas las vulneraciones de derechos que se están produciendo y las vías de denuncia. Nuestro objetivo es poder conseguir que se garantice la protección y educación de miles de niños, solicitando la modificación de la Ley de Educación para que esté regulada la opción de enseñanza online en tiempos de pandemia, tanto para los padres o tutores de los menores como para profesores.

Y hasta aquí el artículo de hoy, ha sido un poco más extenso y trabajoso que algunos de los anteriores, pero he creído necesario hacer esta recopilación de datos para darlo a conocer al mayor número de personas posible, por eso,  si te parece que puede interesar a alguien su contenido compártelo para su divulgación.

Un saludo y muchas gracias por estar al otro lado.



Author: María Amparo Martínez Marián
Abogada Perito Contador-Partidor

Deja una respuesta

*